Algunos puntos a tener en cuenta para entrenar bien el hombro


Normalmente las rutinas deportivas que realizamos en el gimnasio las dividimos por grupos musculares y días. Es deci, cada día solemos realizar un determinado grupo muscular en su totalidad. Un ejemplo es la parte del hombro, que a muchos de nosotros nos trae de cabeza, ya que cuando la trabajamos nos surgen ceirtas dudas de cómo realizar los ejercicios. Por eso es importante que tengamos algunos puntos en cuenta para entrenar el hombro como se debe.

Los músculos que conforman el hombro son más pequeños que otros del cuerpo, por lo que la presión que van a aguantar no es la misma que puede soportar por ejemplo el pectoral. Es importante que tengamos esto en cuenta para saber el tipo de rutina a elegir. Debemos tener presente que no es adecuado sobreentrenar el musculo,por lo que hay que elegir ejercicios precisos, bien hechos y que no agoten los músculos.


Antes de nada tenemos que saber el tipo de rutina que vamos a llevar a cabo. Es importante que trabajemos todas las partes que conforma el hombro, por ello elegiremos un ejercicio para trabajar el deltoides. Por ejemplo podemos decantarnos por las elevaciones laterales con mancuerna. Este ejercicio es un poco controvertido, ya que debemos levantar el peso de forma que las panos queden paralelas al hmbro. El brazo debe estar estirado con el codo ligeramente doblado, y elevado un poco por encima de la mano y del hombro. Es importante realizarlo bien para indicir directamente sobre el deltoides.

Por otro lado tenemos el redondo mayor, que se encuentra en la parte delantera del hombro, justo a la altura del esternón. En las rutinas debemos introducir un ejercicio que incida en él. Un ejemplo serían las elevaciones delanteras con mancuerna. Tmbien debemos tener en cuenta algunos puntos para trabajarlo en su totalidad. Es importante mantener una postura recta y con una mancuerna en cada mano las elevamos hacia adelante de forma que el brazo quede elevado a la altura del hombro. Debemos mantener el codo ligeramente flexionado, y contraer al elevar el peso.

El tercer músculo que conforma el hombro es el redondo menor, que se encuentra en la parte trasera inferior. Es un músculo muy pequeño que debemos trabajar muy bien. Para ello realizaremos los conocidos como pajaritos. Nos colocaremos boca abajo y los brazos deben estas estirados totalmente con una ligera flexión en el codo. Al elevar el peso hacia atrás debemos mantener la alineación de los brazos con el hombro evitando así que entren en acción otros músculos.

A lo largo de toda la rutina de hombro debemos mantener la columna recta y evitar torsiones que pueden desencadenar una lesión. Para conseguilo es importante que utilicemos el peso adecuado, ya que el hombro no es una parte del cuerpo a la que se puedan aplicar cargas exajeradas, ya que los músculos son pequeños y como tal debemos cuidar que no se sobreentrenen o se fatiguen. Es fundamental concentrar bien el ejercicio en la parte trabajada para obtener buenos resultados.