El entrenamiento con intervalos es beneficioso para todo nivel de ejercicio


El entrenamiento con intervalos no es sólo para los atletas que compiten, dice la “Mayo Clinic Women’s HealthSource”.

En el entrenamiento con intervalos, se alternan períodos cortos de actividad intensa con intervalos de actividad más ligera. Inicialmente, este método sólo se utilizó para entrenar a atletas en competencias porque se creía que era demasiado arduo para la gente común y corriente; pero los últimos estudios revelan que una gran rango de gente, incluso las personas mayores, las que carecen de condicionamiento físico y quienes padecen de problemas cardíacos, no solamente toleran el entrenamiento con intervalos sino que lo aplican para lograr mayor bienestar cardíaco.

Piense en las siguientes ventajas del entrenamiento con intervalos:
Dura poco tiempo y ofrece muchas ventajas, pues hacer este tipo de ejercicio durante 30 minutos posiblemente rinde el mismo provecho para la salud que el entrenamiento que dura el doble a ritmo constante. Algunos ejemplos son el caminar rápido durante tres minutos, seguido por tres minutos de caminata más lenta (repetir el proceso cinco veces); o andar en bicicleta rápido durante un minuto, seguido de dos minutos a velocidad más lenta (repetir el proceso nueve veces).
Ofrece flexibilidad, pues el entrenamiento a intervalos puede aplicarse a cualquier tipo de deporte aeróbico, como caminar, andar en bicicleta o trotar. Funciona con todo nivel de estado físico, como por ejemplo, alternar entre caminar lento y rápido, o entre caminata rápida y trote.
Añade variedad porque al aumentar la intensidad de la actividad habitual se evita caer en el aburrimiento, que es el obstáculo común para hacer ejercicio.
Como resultado del entrenamiento con intervalos puede mejorar la capacidad aeróbica de la persona después de tan sólo uno o dos días de ejercicio.